Rentabilidad de mas del 25% en un año

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

Estrategias con opciones financieras

Gestiona tu capital como un trader profesional

Nuestras estrategias con opciones

Rentabilidad de mas del 25% en un año

>> viernes, 12 de agosto de 2020

Vamos a presentar un conjunto de estrategias que presentan rentabilidades importantes en un periodo de un año sin asumir riesgos exagerados considerando los niveles a los que se encuentra la bolsa en estos momentos.
La estrategia es muy sencilla y consiste en la venta de opciones call at the money. El beneficio se obtiene por la prima ingresada por la opción a largo y los dividendos que proporciona la acción.

Para construir la estrategia tenemos que:

  • tener las acciones compradas
  • por cada 100 acciones venderemos una call at the money con vencimiento a un año

Llegado el vencimiento puede ocurrir lo siguiente:

  • si la acción sube sobre el precio de hoy (precio de ejercicio) ganaremos la prima cobrada más los dividendos cobrados
  • si la acción baja sobre el precio de hoy (precio de ejercicio) la perdida de la posición se calcula como el porcentaje de perdida de la acción menos la rentabilidad ingresada por la venta de las opciones y los dividendos.

De forma práctica, para una acción que cobremos un 20% llegado el vencimiento, y en función de la rentabilidad de la acción obtendremos las siguientes rentabilidades:

  • si la acción sube: ganamos 20%
  • si la acción baja un 5%: ganamos 20% –5% = 15%
  • si la acción baja un 15%: ganamos 20% –15% = 5%
  • si la acción baja un 25%: ganamos 20% –25% = -5%
  • si la acción baja un 35%: ganamos 20% –35% = -15%

Parece que la relación riesgo beneficio es aceptable considerando los niveles actuales de precio
En la siguiente tabla indicamos diferentes valores sobre los que hacer la estrategia. Para simplificar los cálculos consideraremos el futuro de la acción ya que el precio considera los dividendos que se pagan a vencimiento (observad como el precio del futuro es inferior al del contado).

Acción Vencim. Strike Prima Futuro Rent
Santander jun-12 6,76 0,55 5,64 29,6%
Repsol jun-12 19 1,72 18,02 15,0%
Telefónica jun-12 13,5 1,95 12,36 25,0%
Iberdrola sep-12 5 0,49 4,77 15,1%
BBVA dic-12 6,24 0,92 5,68 26,1%

Para obtener esas rentabilidades es necesario que la acción supere el precio del strike a vencimiento.
Como estamos operando con futuros podríamos apalancarnos un poco y comprar una posición apalancada al doble del equivalente en acciones. En este caso la rentabilidad final se duplicaría.

¿Qué es y cómo se calcula la rentabilidad de una inversión?

No es fácil deducir que uno de los aspectos más importantes a la hora de elegir un activo dónde invertir, es el dinero que esperas ganar. Por no decir el más importante. Cuando inviertes, o deseas invertir, lo haces para ganar dinero. Aunque ganarlo no es tarea fácil, todo sea dicho.

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

Para medir el resultado de una inversión o hacer una estimación a futuro de lo que puedes ganar de una manera correcta, es necesario aplicar la fórmula de la rentabilidad.

Con la entrada de hoy te explico qué es y cómo se calcula la rentabilidad de una inversión.

¡No olvides seguir el blog!

¿Qué es la rentabilidad?

​Para medir lo que has ganado invirtiendo tienes que echar mano de la rentabilidad, que relaciona el beneficio obtenido con la cantidad de dinero que has invertido para conseguirlo .

De manera breve, te resumo las 3 formas posibles para obtener beneficios y rentabilizar una inversión:

Productos o inversiones como las cuentas de ahorro, depósitos y bonos pagan intereses. Con este tipo de inversiones sabes de antemano cuánto dinero vas a ganar.

Algunas acciones pagan dividendos, retribuyéndote como inversor con una parte del beneficio que consigue la empresa. El recibirlos o no, o la cantidad del dividendo, depende de lo bien que lo haga la compañía ese año.

3. Ganancias de capital

Como inversor, si tú vendes un activo como una acción, bono, fondo de inversión o ETF, por más cantidad de lo que pagaste por él, tendrás una ganancia de capital. Si lo vendes por menos, tendrás una pérdida de capital.

Estas tres formas de rentabilizar una inversión son compatibles entre sí.

Es decir, puedes ser que hayas invertido en un bono del cual has recibido intereses, y antes de su fecha de vencimiento decides venderlo porque ha aumentado su valor, obteniendo además una ganancia de capital.

O inviertes en una empresa comprando acciones que te han proporcionado dividendos, y en un momento dado las vendes porque han subido más de la cuenta, obteniendo de esta manera una ganancia por el aumento de su precio.

En ambos casos, los dos tipos de beneficios obtenidos, tanto intereses como dividendos, los tienes que tener en cuenta para calcular la rentabilidad total de la inversión.

¿Cómo se calcula la rentabilidad total de una inversión?

Mucha gente no tiene en cuenta el concepto de rentabilidad a la hora de invertir, sino que en su lugar solo presta atención a la cantidad en € que ha ganado o espera ganar. ¡Gran error! Los beneficios o perdidas en € por sí solos no nos dicen nada.

Para medir de forma correcta el resultado de una inversión necesitas aplicar la fórmula de la rentabilidad simple, que pone en relación las ganancias obtenidas con el importe de la inversión.

La rentabilidad total de una inversión la obtienes dividiendo el beneficio total (ganancias o pérdidas de capital y dividendos o intereses) entre el valor inicial de la inversión , y para transformarla a porcentaje tienes que multiplicar el resultado por 100.

En una inversión en acciones la fórmula queda de la siguiente manera:

Para una inversión en bonos tendrías que sustituir los dividendos por los intereses.

Te enseño cómo funciona la fórmula en la práctica. Voy a utilizar los datos de una de las inversiones que uso como ejemplo en el artículo donde te hablo sobre el riesgo:

En esta inversión no hay dividendos ni intereses, el beneficio solo está en la apreciación del capital. Se empieza invirtiendo 10.000 € y el ultimo año de la inversión se acaba con 30.000 €.

Vamos a calcular la rentabilidad total de la inversión:​

Tras 15 años de inversión la ganancia obtenida es de 2 € por cada euro invertido. Al multiplicarlo por 100 nos sale el porcentaje de rentabilidad, un 200 %.

¿Qué es la rentabilidad y cómo calcularla?

Conoce la definición de la rentabilidad, cuál es su utilidad, y cómo calcular la rentabilidad de diferentes tipos de inversiones.

La rentabilidad es la capacidad que tiene algo para generar suficiente utilidad o ganancia; sin embargo, una definición más precisa de la rentabilidad es la de un índice que mide la relación que existe entre la utilidad o ganancia obtenida o que se va a obtener, y la inversión realizada o que se va a realizar para poder obtenerla.

Conocer la rentabilidad de una inversión nos permite saber qué porcentaje del dinero o capital invertido se ha ganado o recuperado y, por tanto, qué tan bueno ha sido el desempeño de la inversión; o, en el caso de una inversión que aún no se ha realizado, saber qué porcentaje del dinero o capital que se va a invertir se va a ganar o recuperar y, por tanto, qué tan atractiva es.

La rentabilidad es un indicador que mide la relación que existe entre la ganancia de una inversión y el costo de esta.

En este artículo encontrarás:

¿Qué es la rentabilidad?

La rentabilidad es la capacidad que tiene algo para generar suficiente utilidad o ganancia; por ejemplo, se dice que una empresa es rentable cuando sus ingresos son mayores que sus gastos, y la diferencia entre estos es considerada como aceptable; o que un producto, cliente o departamento de empresa es rentable cuando generas más ingresos que costos, y existe cierta diferencia entre estos.

Sin embargo, una definición más precisa de la rentabilidad es la de un índice o indicador que mide la relación que existe entre la utilidad o ganancia obtenida o que se va a obtener, y la inversión realizada o que se va a realizar para poder obtenerla.

Siendo específicos, la rentabilidad mide qué porcentaje del dinero o capital invertido o que se va a invertir, se ha ganado o recuperado, o se va a ganar o recuperar.

Se conoce como rentabilidad económica a aquella que considera la utilidad obtenida antes de deducir intereses e impuestos; y como rentabilidad financiera a aquella que considera la utilidad obtenida después de deducir intereses e impuestos.

¿Cuál es la utilidad de la rentabilidad?

Conocer la rentabilidad de una inversión que ya se ha realizado (rentabilidad obtenida) nos permite saber qué porcentaje del dinero o capital invertido se ha ganado o recuperado y, por tanto, qué tan bueno ha sido el desempeño de la inversión.

Mientras que conocer la rentabilidad de una inversión que aún no se ha realizado (rentabilidad ofrecida o esperada), nos permite saber si la inversión es rentable, y qué porcentaje del dinero o capital que se va a invertir se va a ganar o recuperar y, por tanto, qué tan atractiva es.

Asimismo, en caso de contar con varias alternativas de inversión, conocer la rentabilidad de estas nos permite compararlas, y así saber cuál de todas tuvo la mayor rentabilidad y, por tanto, el mejor desempeño, o cuál de todas ofrece la mayor rentabilidad y, por tanto, es la más atractiva.

¿Cómo calcular la rentabilidad?

Para calcular la rentabilidad de una inversión debemos dividir la utilidad o ganancia obtenida o que se va a obtener entre la inversión realizada o que se va a realizar, y al resultado multiplicarlo por 100 para expresarlo en porcentajes:

Rentabilidad = (Utilidad o Ganancia / Inversión) x 100

Por ejemplo, si invertimos US$100 y luego de un año la inversión nos generó utilidades de US$30, aplicando la fórmula de rentabilidad: (30 / 100) x 100, podemos decir que la inversión nos dio una rentabilidad de 30% (la inversión o capital tuvo un crecimiento del 30%).

O, por ejemplo, si invertimos US$100 en un activo y luego lo vendemos a US$300, aplicando la fórmula de la rentabilidad: (300 – 100 / 100) x 100, podemos decir que la inversión nos dio una rentabilidad de 200% (la inversión o capital tuvo una variación del 200%).

Se dice que una inversión es rentable cuando su rentabilidad es positiva (mayor que cero), y que una inversión es bastante rentable, cuando su rentabilidad tiene un valor alto en comparación con la rentabilidad de otras inversiones similares.

Ejemplos de cómo calcular la rentabilidad

En esta sección te damos algunos ejemplos específicos de cómo calcular la rentabilidad de diferentes tipos de inversiones:

Ejemplo #1: la rentabilidad de una empresa

Para calcular la rentabilidad de una empresa necesitamos la inversión de la empresa y la ganancia que ha generado, la cual estará conformada por las utilidades que ha generado o, en caso de haberla vendido, por la diferencia entre el precio de venta y la inversión.

Por ejemplo, si una empresa tuvo una inversión de US$20 000, y luego de un año generó utilidades de US$2 000, su rentabilidad habrá sido de: (2000 / 20000) x 100 = 10%.

O, por ejemplo, si una empresa tuvo una inversión de US$20 000, y luego se vendió por US$30 000, su rentabilidad habrá sido de: (30000 – 20000 / 20000) x 100 = 50%.

Tal como mencionamos anteriormente la rentabilidad mide la relación que existe entre la ganancia y la inversión; sin embargo, en el caso de una empresa la rentabilidad también mide la relación que existe entre la ganancia y diversos aspectos de la esta, tales como las ventas, los activos y el patrimonio.

Para calcular esta rentabilidad simplemente debemos dividir las utilidades entre el valor del aspecto que queremos analizar, y al resultado multiplicarlo por 100 para expresarlo en porcentajes.

Por ejemplo, si una empresa tuvo ventas por US$1 200 y en el mismo periodo obtuvo utilidades de US$300, aplicando la fórmula de la rentabilidad: (300 / 1200) x 100, podemos decir que la rentabilidad de la empresa con respecto a las ventas (o en función a las ventas) fue de 25% (las utilidades de la empresa representaron el 25% de las ventas).

Ejemplo #2: la rentabilidad de un proyecto de inversión

Para calcular la rentabilidad de un proyecto de inversión (por ejemplo, la creación de una nueva empresa, el lanzamiento de un nuevo producto, o la adquisición de nueva maquinaria) necesitamos la inversión y la ganancia futura, la cual estará conformada por las utilidades o ganancias proyectadas.

Por ejemplo, si un proyecto tiene una inversión de US$20 000, y las utilidades proyectadas a un año son de US$3 000, la rentabilidad ofrecida por el proyecto será de: (3000 / 20000) x 100 = 15%.

Si tuviéramos que elegir entre varios proyectos de inversión (A, B y C) cuyas rentabilidades son las siguientes:

  • Proyecto A = 6%
  • Proyecto B = 15%
  • Proyecto C = 30%

El proyecto C sería el más atractivo para invertir, aunque para decidirnos por este, además de la rentabilidad ofrecida, deberíamos tomar en cuenta otros factores tales como el riesgo que conlleva o el impacto que podría tener en los clientes.

Ejemplo #3: la rentabilidad de un inmueble

Para calcular la rentabilidad de un inmueble necesitamos la inversión del inmueble y la ganancia que ha generado, la cual estará conformada por la diferencia entre el precio de venta y la inversión (ganancia de capital) o, en caso de rentarlo, por la diferencia entre los ingresos por renta y los gastos (flujo de efectivo).

Por ejemplo, si un inmueble tuvo una inversión de US$30 000, y luego se vende a US$40 000, la rentabilidad del inmueble habrá sido de: (40000 – 30000 / 30000) x 100 = 33.3%.

O, por ejemplo, si un inmueble tuvo una inversión de US$30 000, los ingresos por renta en un año fueron de US$12 000, y los gastos en el mismo periodo de tiempo fueron de US$10 000, la rentabilidad del inmueble habrá sido de: (12000 – 10000 / 30000) x 100 = 6.7%.

En caso de que queramos calcular la rentabilidad que podríamos obtener con un inmueble, para calcular la ganancia futura podríamos tomar en cuenta la tasa de crecimiento promedio del valor de los inmuebles en la zona o, en caso de que tengamos planeado rentarlo, el flujo de efectivo promedio de los inmuebles de la zona.

Ejemplo #4: la rentabilidad de una acción

Para calcular rentabilidad de una acción necesitamos la inversión de la acción y la ganancia que ha generado, la cual estará conformada por la diferencia entre el precio de venta y el precio de compra, más los dividendos que podría haber entregado.

Por ejemplo, si se compran acciones de una empresa por un valor de US$10 000, y luego de un año las acciones suben de precio y se venden a US$12 000, pero además pagan dividendos por un valor de US$500, la rentabilidad de las acciones habrá sido de: (12000 – 10000 + 500 / 10000) x 100 = 25%.

En caso de que queramos calcular la rentabilidad que podríamos obtener con una acción, podríamos tomar en cuenta la rentabilidad que ha obtenido anteriormente, aunque a diferencia de lo que sucede en el caso de otras inversiones tales como los inmuebles, la rentabilidad de una acción es más difícil de pronosticar debido a la volatilidad del mercado de valores.

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

Like this post? Please share to your friends:
Opciones binarias: ¿por dónde empezar?
Deja un comentario

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: